Comunícate con nosotros
Comunícate con nosotros
Blog de interés

Brackets Metálicos

Brackets Metálicos
Tags: Ortodoncia 

blog-Encabezado-Alineado-a-la-izq

 

Quizá acabas de iniciar tu tratamiento de Ortodoncia con Brackets Metálicos o desear iniciarlo y aun no sabes qué tipo de aparatos elegir. En este artículo vamos a tratar de resolver las dudas que puedas tener con respecto a estos brackets; cómo funcionan, cómo se ponen en los dientes, qué ventajas y desventajas pueden presentar y los cuidados básicos que debes tener durante tu tratamiento.

 

No se trata de un artículo técnico, lo hemos escrito de manera que puedas comprenderlo fácilmente y que saques el mayor provecho con esta información o que puedas tomar la mejor decisión para iniciar tu tratamiento. Comencemos.

 

Los Brackets Metálicos son los aparatos y correctores dentales más utilizados en los tratamientos de Ortodoncia actualmente, tanto por jóvenes como por personas adultas. Estos Brackets están compuestos de acero de gran calidad y van ligados al arco mediante gomas o ligaduras que van ejerciendo fuerzas ligeras que mueven los dientes.

 

Con estos Brackets se hacen revisiones de control cada cuatro o cinco semanas.

 

¿Cómo funcionan los Brackets metálicos?
 

Para que puedan cumplir su funcionalidad, el tratamiento con este tipo de brackets cuenta con los siguientes elementos: el arco, la ligadura y los brackets:

  • El arco: Es el elemento activo de todo tratamiento de Ortodoncia fijo. También se le conoce con el nombre de “alambre”. Estos poseen una memoria elástica y cuando se unen al diente mediante el Bracket Metálico genera una fuerza que tiende a recuperar su forma original, lo que conduce a que los dientes se muevan a la posición correcta. Existen de diferentes materiales como por ejemplo los arcos de níquel-titanio (conocidos comúnmente como ni-ti), arcos de acero inoxidable, arcos de acero inoxidable multitrenzado, cromo-cobalto, molibdeno y otras aleaciones. Para cumplir con su objetivo, los arcos vienen en diferentes calibres o grosores (arcos finos, arcos gruesos) y diferentes formas (arcos redondos, arcos cuadrados). Durante el tratamiento de Ortodoncia se usan inicialmente arcos más finos y para culminar el tratamiento los arcos gruesos.
  • Ligadura o goma: Sirve para unir el Bracket Metálico al arco y que ambos cumplan su función. Existen dos tipos de ligaduras: la ligadura metálica y la ligadura plástica o elástica. La metálica se usa para aplicar mayor presión sobre el bracket y las elásticas para realizar movimientos menores. Estas gomas o ligaduras pueden ser de colores o transparentes, algo que llama mucho la atención en pacientes jóvenes por la gran variedad de colores que se encuentran en las ligaduras elásticas, lo cual permite cambiar frecuentemente de “look” durante el tratamiento.
  • Bracket: corresponde a cada una de las piezas sujetadas al arco mediante las ligaduras y adherido al diente en su superficie anterior o frontal (o en la superficie posterior si se trata de una Ortodoncia Lingual). Los brackets se encargan de transmitir la fuerza necesaria que ejerce el arco al diente para acomodarse en la posición que debe ocupar. Por esta razón debe pegarse o cementarse en el lugar indicado, siendo el Ortodoncista quien lo determine.

como-funcionan-los-brackets-metalicos

 

Además de estos elementos también se pueden utilizar elásticos intermaxilares que son los que se colocan enganchados a los Brackets Metálicos desde el maxilar superior a la mandíbula, sirviendo para ajustar la mordida, acercando los dientes superiores a los inferiores, de manera que cuando el paciente termine su tratamiento de Ortodoncia tenga su mordida correcta.

 

¿Cómo se ponen los brackets metálicos?
 

Generalmente los brackets se ponen en los dientes incisivos, caninos, premolares y el primer o segundo molar, según sea el caso. Antes de poner los Brackets Metálicos debe hacerse una valoración por el Odontólogo especialista en Ortodoncia y a criterio de este se ordenan unos exámenes diagnósticos que pueden incluir, entre otros, radiografía panorámica dental, radiografía cefálica y estudio cefalométrico, fotografías extraorales e intraorales y un modelo de estudio de los dientes. Teniendo en cuenta las necesidades del paciente, el profesional determina cual es el mejor tratamiento indicado a seguir y el tiempo del mismo.

La colocación de los Brackets Metálicos incluye los siguientes pasos.

  • Se limpian los dientes con cepillos de profilaxis para que su superficie quede pulida y libre de placa bacteriana.
  • Luego se coloca un separador dental y algodones para aislar la superficie dental y lograr que permanezca seca.
  • Posteriormente se procede a preparar la superficie del diente con ácido ortofosfórico (producto que no daña el esmalte dental y abre pequeños poros lo que permite grabar la superficie del diente para mejorar la retención). Este proceso permite crear una zona microporosa donde se va a adherir mejor el bracket. Se limpia con abundante agua los restos del gel y se retira el ácido aspirándolo. La superficie del diente debe quedar sin brillo como señal de que el proceso estuvo correcto.
  • Luego se utiliza un pincel para añadir el adhesivo en la superficie vestibular del diente y se seca con un poco de aire.
  • Se aplica resina al bracket metálico y se coloca en la superficie del diente. Una vez realizado este proceso se retira el exceso de resina que queda alrededor del bracket una vez cementado. Si se dejara restos de resina sobre la superficie del diente, esto generaría acumulación de placa bacteriana y restos de comida, causando encías inflamadas y cálculos dentales.
  • El Ortodoncista utiliza unos instrumentos para lograr una ubicación precisa y centrada del bracket metálico. Este proceso es el paso más importante para tener éxito en el tratamiento. Estos instrumentos se llaman posicionadores y se encargan de medir la distancia a la que hay que poner perfectamente el bracket en altura, inclinación, etc. Si esto no ocurre, el bracket mal colocado deberá ser reposicionado nuevamente.
  • Finalmente se polimeriza la resina con una luz ultravioleta que permite que esta se endurezca.

como-se-ponen-los-brackets-metalicos

 

Luego de realizar este cementado de los brackets metálicos, se procede a poner el respectivo arco y sujetarlo con las ligaduras. Finalizado este proceso se le explica al paciente los cuidados que debe tener con su ortodoncia y se le enseña a utilizar la cera para brackets para prevenir daños ocasionados en los labios por el roce con estos.

 

Ventajas y desventajas de usar brackets metálicos
 

Los brackets metálicos o tradicionales siguen siendo una de las mejores opciones en tratamientos de Ortodoncia ofreciendo además, excelentes resultados.

 

Algunas de sus ventajas pueden ser:

  • Su precio es menor al de los brackets transparentes.
  • Por los materiales con los que están fabricados son más resistentes que otros brackets, como por ejemplo los cerámicos. Esta cualidad evita que se quiebren o se fracturen con facilidad.
  • Su limpieza es más sencilla porque la comida acumulada se ve con facilidad. Este aspecto es muy importante para poder asegurar una excelente salud oral.
  • A pesar de tener un tratamiento de larga duración estos brackets no se manchan con bebidas o comidas.
  • El volumen del bracket metálico es menor al que se presenta en otros tratamientos con brackets cerámicos o de zafiro.

Dentro de las desventajas están:

  • Debido al material del cual están fabricados, estos brackets metálicos no son estéticos y no es posible lograr que pasen desapercibidos.
  • En caso de presentar alergia a los materiales, no se pueden usar. Esta causa realmente es poco común.
  • Es posible presentar cortes o lesiones en los labios, la lengua o al interior de las mejillas debido a la fricción, principalmente, cuando se inicia el tratamiento. Para evitar esta situación los brackets se pueden cubrir con cera dental y así evitar el daño. Hoy en día existen brackets metálicos que vienen diseñados para prevenir esta fricción y cualquier molestia adicional.

Cuidados básicos para los brackets metálicos
 

Si la decisión tomada para realizar el tratamiento de Ortodoncia incluye los brackets metálicos, estas son algunas de las recomendaciones para su cuidado basadas principalmente en la higiene y la alimentación y siguiéndolas garantizarás tener unos dientes sanos, libres de caries dental u otras enfermedades.

 

Alimentación

  • Llevar brackets no implica tener que cambiar el modo de comer. Se trata de saber que alimentos comer y cómo hacerlo, previniendo siempre la aparición de caries en los dientes y el daño en brackets y ligaduras.
  • Preferir alimentos blandos y evitar alimentos duros (hielo, mentas, huesos, patacones, etc).
  • Las frutas se deben comer en trozos pequeños para poder masticarlas mejor con las muelas y también es recomendable consumir la fruta necesaria en forma de jugos o zumo.
  • Las verduras se deben consumir luego de ser cocidas, por ejemplo la zanahoria y el brócoli. Si se prefiere comer crudas, se deben partir en pedazos pequeños.
  • Los alimentos pegajosos o chicludos deben evitarse al máximo.

Higiene Oral

  • Los dientes siempre deben cepillarse después de cada comida pues con los aparatos de ortodoncia se acumulan restos de alimentos y esto causa alto riesgo de presentar caries, además, el cepillado con una apropiada crema dental evitará que se presenten manchas en los dientes.
  • El uso del cepillo interproximal ayuda a limpiar la superficie debajo del alambre o arco.
  • La seda o hilo dental debe usarse diariamente para garantizar la limpieza correcta de las superficies donde el cepillo de dientes no entra. Su uso se facilita con los enhebradores para poder pasar la seda por debajo del arco.
  • El enjuague bucal ayuda a estimular los beneficios de cepillarse los dientes con brackets. Este enjuague debe realizarse 2 veces al día siguiendo las recomendaciones del producto y por un tiempo mínimo de 30 segundos.
  • Iniciando el tratamiento puede resultar difícil usar correctamente el cepillo y la seda dental, pero con el paso de los días, la práctica lo hará más fácil.

Seguir estas recomendaciones y cumplir las visitas de control periódico como el Ortodoncista lo programe, garantiza el éxito del tratamiento y al culminarlo disfrutaras de una sonrisa estética y funcional..

 

¿Qué tal te ha parecido esta información? Esperamos que haya sido de tu agrado y te ayude a resolver las dudas que pudieras tener respecto a este tipo de Ortodoncia. Puedes dejarnos tus comentarios o programa tu cita de valoración con nuestros especialistas para iniciar ahora tu tratamiento de Ortodoncia.



Participa y comenta esta nota:

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Titulo..

Mensaje..

×