Comunícate con nosotros
Comunícate con nosotros
Servicio

endodoncia

La Endodoncia es un tratamiento dental que se lleva a cabo cuando la pulpa, lo que la mayoría de las veces se le conoce por nervio, se inflama o se infecta. Si una pulpa afectada no se trata, puede desencadenar en dolor e infección.

Caries o fracturas suelen ser las causas más comunes de enfermedades en la pulpa del diente. El tratamiento consiste en la limpieza de la zona afectada, proceder a la desinfección y finalmente sellar el interior del diente con un material llamado Gutapercha especialmente indicada para esto. Con precisión microscópica y el uso de instrumentos de alta tecnología se limpian los canales de la raíz, se desinfectan y se sellan con material de relleno, la raíz del diente se conserva y sirve como una base natural para dientes de calidad.

El nervio es fundamental en la etapa de crecimiento de los dientes; luego sirve esencialmente para detectar sensaciones térmicas (frio o calor), no es imprescindible tener el nervio vivo en el diente ya formado para un correcto funcionamiento, pero durante la Endodoncia también se eliminan vasos sanguíneos adyacentes, y por ende el diente se puede volver más frágil.

No obstante, un diente tratado por Endodoncia puede durar toda la vida con una higiene correcta y visitas periódicas al odontólogo.


¿Cuál servicio de Endodoncia requieres?

Endodoncia por caries dental

En el caso de la caries profunda, es importante destacar que se pueden dar 2 procesos:

La caries puede hacer que el nervio se muera lentamente, sin que el paciente sienta prácticamente ningún dolor. De este modo, el nervio comienza a necrosarse (morirse)  produciendo una infección, que desencadena una reacción inflamatoria y destruye el hueso que rodea al diente. En estos casos, los síntomas suelen ser  molestia al masticar y/o una sensación de latidos o punzadas alrededor del diente. Ante estos síntomas de infección,  el diente debe ser tratado de inmediato, ya que en muchos casos, si el paciente ignora estos síntomas de dolor leve, entonces  se forma el absceso o flemón, que produce una inflamación intraoral (en la encía) y a veces si es muy severo, produce una inflamación extraoral (en la cara).

El otro proceso, se da cuando la caries toca al nervio, pero el nervio sufre una inflamación aguda, desencadenando un dolor fuerte.

En ambos casos el paciente debe acudir al Endodoncista, para que le realice una Endodoncia o Tratamiento de Conductos (matar el nervio).

Endodoncia por Caries Dental

Endodoncia por fractura dental

En el caso de las fracturas de dientes o molares (muelas), estas pueden producir dolor inmediato cuando el  nervio queda expuesto, porque  sufre un proceso inflamatorio y produce mucho dolor, lo que comunmente suele llamarse "dolor de muela".

Los casos de fracturas pueden ocurrir por varias causas.

Caries profundas que no han sido detectadas por el paciente, ya que se inician entre la unión de los dientes y el paciente no sabe que esta caries está allí. Generalmente el diente o molar (muela), se fractura cuando el paciente está masticando y a partir de ese momento, comienza a sentir dolor con el agua fría, dolor con el aire y dolor al masticar, entre otros.

Las fracturas también se pueden producir por traumatismos, bien sea por caídas, por masticar algo duro inesperado o por golpes recibidos en la boca por accidentes, entre otros. En estos casos los dientes pueden tener muchas respuestas diferentes, pero si el traumatismo produce exposición del nervio, y por tanto, dolor severo sin tocar el diente, un dolor espontaneo o dolor sólo porque entre el aire a la boca; entonces deberá ser tratado por el Endodoncista mediante una Endodoncia.

Endodoncia por Fractura Dental

reendodoncia

En algunas ocasiones, puede que una Endodoncia no de el resultado esperado. En este caso, la primera opción es la de solucionar el problema sin tener que recurrir a la extracción del diente. En la mayoría de ocasiones es posible conservar la pieza y llevar una vida totalmente normal.

Para este tipo de situaciones, lo más recomendable es utilizar una radiografía tridimensional, para poder analizar detenidamente y de forma pormenorizada el caso en concreto y llevar a cabo una Reendodoncia con éxito.

Una Reendodoncia es una operación de gran dificultad, por lo que solo un profesional cualificado y experimentado debería hacerlo. En Ortounión conscientes de la importancia de la cualificación que requiere este tipo de tratamientos, contamos con una excelente Endodoncista para la solución de estas situaciones.

Reendodoncia

traumatismo dental

El Traumatismo Dental es una lesión que se produce en los dientes por diversos motivos como pueden ser golpes en la boca o caídas y accidentes de todo tipo que pueden desembocar en la pérdida de una o más piezas dentales.

Lo más importante en estos casos es mantener la calma en la medida de lo posible y visitarnos cuanto antes para que se lleve a cabo el tratamiento dental más apropiado en cada caso.

Puede suceder que el diente salga por completo de su cavidad ósea, es lo que se conoce por avulsión. En este caso es probable que se pueda volver a reimplantar la pieza, por lo que es muy importante no tocar la raíz nunca y consultar al Endodoncista inmediatamente. Existen otros traumatismos dentales sin exposición del nervio, entre los más comunes tenemos: 

Fractura dental, dolor dental al tacto o al masticar, movilidad dental e Intrusión Dental (cuando el diente se introduce en la encía y se ve más corto) o Extrusión Dental (cuando el diente se sale de la encía y queda más largo).  En todos los casos el paciente deberá ser valorado y tratado por el Endodoncista.

Traumatismo Dental

Blanqueamiento de diente no vital

El diente se compone de tres capas. Estas tres capas son: esmalte, dentina y pulpa. La pulpa es el elemento que tiene un núcleo de vasos sanguíneos y nervios. Un diente no vital es aquel que no cuenta con flujo de sangre, debido a diferentes problemas que pueden variar desde un trauma (ocasionado por un golpe en la boca) hasta una caries. Comunmente se conoce tambien como un diente muerto.  Estos dientes presentan un oscurecimiento debido a que la parte interna del diente ha sufrido un cambio de color por algún tratamiento previo, como un tratamiento de conductos o Endodoncia.

El blanqueamiento de dientes no vitales emplea una técnica de blanqueamiento interno en la que se introduce el producto blanqueador dentro del diente.

Este tratamiento comienza destapando el orificio de entrada por donde se realizó el tratamiento de conducto o Endodoncia y posteriormente colocar dentro del diente el producto blanqueador que se irá cambiando en varias sesiones cada cierto tiempo. Estas sesiones se repetirán colocando el producto dentro del diente hasta llegar al resultado que se quiere obtener. En algunos casos con una sesión es suficiente para recuperar la coloración. El orificio por donde se realizó el blanqueamiento, luego de terminar el proceso, se tapona nuevamente con resina.

Blanqueamiento de diente no vital

Testimonios de nuestros pacientes

Resolvemos tus dudas para este servicio

  • Motivos y síntomas más frecuentes para realizarse una Endodoncia

    Las razones más comunes para realizarse una Endodoncia ocurren cuando el nervio del diente presenta daño de forma irreversible por caries profundas, traumatismos o lesiones endoperiodontales. Cuando ocurren estos daños, los dientes suelen volverse sensibles al calor, al frio o a la masticación. Este dolor puede presentarse intermitente o constante. También puede presentarse dolor espontáneo sin estímulos o por la noche. Es común que al presentarse el daño en el nervio el diente cambie de color o se oscurezca.

    Otra razón para realizar una Endodoncia ocurre cuando se requiere un gran tallado en un diente para posteriormente rehabilitarlo con una corona o una prótesis.

    Cada persona puede experimentar los síntomas de una forma diferente, con uno solo de los síntomas de la siguiente lista es posible que necesite una Endodoncia. No espere a que aparezca el dolor para acudir a su Endodoncista.

    -         Dolor al morder o masticar.

    -         Sensibilidad acentuada reciente o Hipersensibilidad.

    -         Dolor en varios dientes o zona amplia.

    -         El diente cambia de color (Suele ser provocado por un golpe).

    -         Hinchazón en la cara o en la Encía.

    -         Un bulto con forma de Granito (Fístula).

    -         Sabor desagradable como a pus

  • ¿Es doloroso el procedimiento de una Endodoncia?

    Es una pregunta muy frecuente entre los pacientes que se someterán a un tratamiento de Endodoncia. Este procedimiento se realiza hoy en día bajo anestésicos locales muy eficaces y de larga acción por lo cuál no es dolorosa en ningún momento. Como es un procedimiento largo, quizá la única molestia para el paciente es que debe permanecer durante ese tiempo con la boca abierta.

    Algo habitual luego de un tratamiento de Endodoncia, aunque no ocurre siempre, es que el diente tratado moleste durante unos días luego del procedimiento, sobre todo con la masticación. Esto se debe a la inflamación postoperatoria de los tejidos que rodean el diente. Simplemente con un antiinflamatorio oral se puede controlar esta molestia tras la Endodoncia.

    Disponemos del mejor equipo en cuanto a personal y tecnología, últimas técnicas en tratamientos sin dolor. Equipo de Endodoncia de última generación, sistema rotatorio con localizador integrado y Endodoncista extensamente formada.

  • ¿Cómo se realiza una Endodoncia?

    Los pasos correctos para realizar un procedimiento de Endodoncia deben ser los siguientes:

    Previamente, antes de practicar la Endodoncia, el paciente debe ser valorado por el Endodoncista, diligenciando su historia clínica completa y evaluando subjetivamente su dolor, es decir, tiempo, intensidad, zonas afectadas por el dolor, y otros.

     

    Posteriormente se realiza un examen dental donde se incluyen pruebas de vitalidad pulpar, que consiste en la respuesta dental a diferentes estímulos; térmicos (calor y frio) y de percusión (pequeños toques). Adicionalmente, se deben tomar ayudas diagnósticas (radiografías) para determinar si el daño en el nervio o conducto es reversible, irreversible, presenta infección, y para valorar el estado de las piezas dentales adyacentes.

     

    Para la realización de la Endodoncia, se utiliza anestesia local, lo cual minimiza su dolor.  Posteriormente, el Endodoncista elimina el tejido del diente que presenta caries y localiza el nervio o nervios, dependiendo del diente tratado, ya que hay piezas con un nervio, otras con 2 nervios y otros dientes presentan 3 o más nervios.

    Luego, se elimina el Tejido Pulpar o nervio de manera mecánica utilizando una Lima de Endodoncia, limpiando cuidadosamente el conducto resultante de este procedimiento y ubicando el final de la raíz con ayuda de aparatos endodónticos o radiografías. A este conducto se le da una forma cónica para facilitar el relleno del mismo.

    Finalmente, y luego de verificar las radiografías tomadas, se procede a cerrar el conducto con ayuda de un Cono de gutapercha y cemento para obturar conductos, materiales que los sellan y rellenan totalmente.  Le devolveremos la función estética y masticatoria al diente y lo más importante No le volvera a Doler.

     

    Durante el tratamiento, el Endodoncista considerará si es necesario que el paciente tome antibióticos de forma previa al procedimiento o posterior al mismo.

  • ¿En cuanto tiempo se realiza una Endodoncia?

    La mayoria de las Endodoncias se realizan en una sesión, es decir en una cita; Existen determinados casos, por ejemplo cuando la infección es muy grande que es recomendable hacerlo en dos sesiones. ¿Por qué en dos sesiones?, porque no se puede obturar el mismo día con un material definitivo ya que puede causar mayores problemas, por eso es preferible en determinados casos hacerlo en dos sesiones. Esto lo determina el Endodoncista en una cita de valoración.

  • ¿Qué cuidados se deben tener después de una Endodoncia?

    Posterior a una Endodoncia hay varios procedimientos que la Endodoncia por sí sola no puede solucionar. Uno de ellos se trata de los defectos en el esmalte y en la dentina, que están causados por las caries o las fracturas. La importancia de tratar estos defectos radica en la función mecánica y estética del diente. Los dientes con Endodoncia son más susceptibles a fracturarse debido a que no tienen aporte sanguíneo y sufren un proceso de calcificación. Por este motivo debe reforzarse el diente a través de la raíz endodonciada mediante un perno, que no es más que un relleno que cumple la función de reforzar y transmitir las fuerzas de masticación a lo largo de la raíz para que el diente sea más resistente y protegerlo de posibles fracturas en un futuro, las cuales podrían derivar en la pérdida del diente. Según estudios realizados, los dientes endodonciados más susceptibles a fracturarse son los premolares.

    Luego de un procedimiento de Endodoncia es normal presentar sensibilidad en la zona tratada; esto es algo normal y temporal, por lo cuál no debe ser motivo de preocupación. Dependiendo del diagnóstico endodóntico, su gravedad y complejidad, tendrá un tiempo de curación determinado de los tejidos de soporte que rodean el diente tratado.

    Después de haber realizar el tratamiento correctamente y la restauración, el diente Endodonciado se comporta exactamente igual que una pieza normal y requerirá los mismos cuidados de higiene, prevención y revisiones que cualquier otra pieza dental.

  • ¿Existe otra alternativa diferente a la Endodoncia?

    Nuestra primera prioridad debe ser la de intentar que se mantenga la dentición natural. Cuando no es posible, la alternativa es la extracción y sustitución del diente; Si el paciente prefiere extraerse el diente las opciones para su reemplazo serán: un implante o una prótesis, dependiendo del caso particular y del criterio del Rehabilitador Oral.  Pero hay que tener en cuenta que ninguna forma de sustitución, incluida el implante, puede competir con un diente natural en cuanto a estética o propiocepción se refiere.

    Las únicas tres contraindicaciones para mantener un diente en boca por medio de una endodoncia son: la presencia de una fractura vertical, una proporción desfavorable entre la corona y la raíz o un soporte periodontal insuficiente. Son los únicos casos en los que se debe valorar la alternativa a la endodoncia.

  • ¿Se puede realizar una Endodoncia en un Flemón o absceso dental?

    No sólo se puede sino que en la mayoría de las ocasiones es el tratamiento idóneo para resolver este problema. Un flemón se produce por la existencia de un proceso infeccioso en los tejidos que rodean el diente, muchas veces debido a una enfermedad de la pulpa (nervio). Con la endodoncia eliminamos la pulpa enferma y conseguimos la desinfección de los conductos del diente.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Contáctenos

Teléfonos
3669493 - 2327953

Celular
3148637604

 

WhatsApp

3006103275

Centro Comercial SanDiego

Titulo..

Mensaje..

×