Comunícate con nosotros
Comunícate con nosotros
Testimonios

Catalina y Luciana

Tags: Odontopediatría 

Catalina y Luciana

"Recomiendo a Ortounión porque prestan un servicio integral y por la calidad humana de todos los que laboran allí. Excelente servicio y seriedad en todos los procesos"

 


De madre a hija, más que amor...

 


Catalina nos visitó en noviembre del 2011 para evaluar la necesidad de un tratamiento de Ortodoncia.  Ese mismo año, en el mes de abril, había tenido la oportunidad de ser madre, su hija Luciana nacía para llenar de alegría su hogar.

Catalina tuvo su tratamiento de Ortodoncia por 20 meses luego de ser diagnosticada con mordida abierta anterior y lo terminó satisfactoriamente luego de asistir cumplidamente a todos sus controles programados mes a mes con la Dra. Natalia Villegas.  A finales de 2013, comenzó a asistir a sus citas de revisión de retenedores por un par de años más hasta finales de 2016, cuando su proceso de retención estaba cumplido.

Dejamos de vernos, pero como los buenos amigos, no era necesario vernos para saber que siempre estábamos ahí dispuestos ante cualquier necesidad.

Pasó el tiempo y en agosto de 2018, ya con 7 años de edad, llegó el turno de Luciana.  Catalina decidió traer a su hija a una evaluación de Odontopediatría, con la Dra. Catalina Giraldo, para evaluar el estado de sus dientes. Y cómo la genética se encarga de hacer bien su trabajo, manifestando en los hijos características propias de los padres, el diagnóstico de Luciana no podía estar ajeno a esto y ella presentaba la misma valoración que presentó su madre 7 años atrás: mordida abierta anterior. 

Luego de 8 meses de tratamiento, asistiendo cumplidamente a sus citas mensuales, igual que su madre, Luciana pronto terminará satisfactoriamente su proceso de Odontopediatría.

Estamos seguros que lograremos corregir lo que la Genética se encargó de transmitir, que Luciana cada vez será más parecida a su madre, no sólo por lo que transmiten los genes, sino por la mejor herramienta que tiene una madre para enseñarle a sus hijos: el ejemplo. Y confiamos que madre e hija continúen reafirmando que Ortounión, seguirá estando ahí... como los buenos amigos.

 

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Titulo..

Mensaje..

×